Exfoliantes corporales

En holaprincesa, estamos conscientes de la importancia de exfoliar la piel, este ritual de belleza es indispensable para retirar toda la piel muerta y limpiar los poros. Para realizarlo es necesario el uso de un exfoliante corporal, ya que te permitirá lucir una piel perfecta y suave al limpiar los poros. Además, leste proceso prepara la piel para absorber correctamente cualquier otro tratamiento que desees aplicar en ella.

Aunque tienen distintos beneficios, uno característico es que los exfoliares corporales son muy apropiados como tratamiento cosmético sobre todo después del invierno, que la piel está tapada.

¿Qué es un exfoliante corporal?

Se trata de un producto cosmético o natural que permite suprimir las células muertas de la piel, esto favorece considerablemente la epidermis superficial.

Ya que la piel está compuesta de varias capas, siendo la más superior en donde se quedan todas las células que mueren, en el proceso que se desprenden poco a poco y en ocasiones el exfoliante corporal ayuda a acelerar este proceso natural desapareciendo estos restos de células.

En el mercado encontrarás diversos tipos de exfoliantes como lo son:

  • Naturales.
  • Químicos.
  • Mecánicos.
  • Ezimáticos.
  • Profesionales.

Siendo el más común y recomendable el que tiene composición natural de bambú, de enzimas de frutales o algún tipo de ácido leve.

Funciones

La principal función es limpiar en profundidad la piel y remover las células muertas, y esto automáticamente mejora la oxigenación de las células, activando la circulación que previene el envejecimiento cutáneo. Además de esto al retirar las células muertas la regeneración cutánea se realizará correctamente lo que permitirá drenar y eliminar las impurezas y toxinas como la celulitis.

Otra función de los exfoliantes corporales es que después de su aplicación se aumenta la efectividad de todos los productos que se aplique. Así como mejorar o unificar el tono de la piel siendo favorable en el caso de que existan manchas. Es necesario exfoliar la piel para eliminar el exceso de sebo y en el caso de la piel seca promover la retención de agua de la piel y así luzca más hidratada.

Aplicación

  • Al momento de bañarse aprovecha el vapor de agua ya que este, abre los poros y favorece el proceso.
  • Luego aplica el exfoliante corporal sobre un guante exfoliador o sobre tu mano.
  • Al exfoliar o frotar delicadamente la piel debes realizar masajes circulares ascendentes, cubriendo todo tu cuerpo
  • Luego solo deberás retirar con agua abundante todo el residuo del exfoliante.

¿Cada cuánto tiempo se debe usar un exfoliante corporal?

Es recomendable exfoliarse la piel 1 o 2 veces por semana, esto te ayudará a evitar las infecciones cutáneas, liberar las células vivas de la opresión y permitirá que haya más espacio para que los nutrientes. Cabe destacar que no es necesario lastimar la piel frotándose muy fuerte, al momento de exfoliar, con suaves masajes se logrará el objetivo.

Existen diferentes tipos de exfoliantes para elegir, podrás encontrar en crema o gel que contienen micro bolitas, estas vienen en pote o tubo.

Además, hay productos especiales para cada tipo de piel, en el caso de piel grasa o mixta es recomendable un exfoliante corporal oil free, puede ser en formato gel o sérum. Para la piel normal o seca es ideal una textura más cremosa, también existen muchos exfoliantes específicos que ayudan a regular el sebo de la piel y para las pieles más maduras.

En términos generales para el cuerpo son recomendable los que contienen las fibras naturales, cristales de sales marinas o camomila.

Recomendaciones para la aplicación

  • La exfoliación debe realizarse antes de la depilación, ya que su objetivo es eliminar las células muertas y los bellos enquistados.
  • Como la piel queda más sensible después de la exfoliación, es necesario realizar la depilación dos días antes si es posible.
  • Después de exfoliar la piel es conveniente usar alguna crema o aceite para hidratarla, además de que la piel está más receptiva para absorber el producto y aportarte los beneficios.
  • El mejor momento para aplicarlo es durante la ducha, puedes ayudarte con un guante.
  • En las nalgas, caderas y vientre realiza movimientos circulares, luego comienza por los tobillos, subiendo por las piernas, ascendiendo en dirección al corazón, igualmente desde los brazos hasta los hombros.
  • Después retira los excedentes del gel o crema exfoliante con agua fría de toda el área aplicada.
  • Aunque se recomienda realizar la exfoliación cada 7 a 15 días, existen algunos productos que se pueden aplicar a diario, su composición es suave, solo debes asegurarte de las indicaciones del producto.

Además, debes saber que no existe ninguna contraindicación con la aplicación del exfoliante corporal, ya que solo le aporta a la piel beneficios en todos los niveles tanto en textura como visualmente.

Por eso solo necesitas comenzar a emplearlo y notarás como tu piel se va regenerando.