Corporal e Higiene

Actualmente, el cuidado personal y la preocupación de la imagen en la población masculina han tomado una importancia fundamental en los últimos años. Este estilo se ha extendido a todas las edades prácticamente, puesto que desde los más jóvenes hasta los hombres que se encuentra ya en edades maduras están demostrando un manifiesto interés en obtener una imagen actual, saludable y bella.

Los hábitos cosméticos practicados actualmente no se relacionan necesariamente a la higiene corporal y a la limpieza facial acostumbrada, sino que abarcan el mantenimiento y embellecimiento integral de todo el cuerpo. Verse y sentirse bien aporta, sin duda, un bienestar emocional y un aumento de la autoestima, del cual el hombre de cualquier edad desea ser partícipe.

Hoy es evidente la amplia gama de productos únicamente masculinos propuestos para el cuidado de la piel y el cabello del hombre, que incluyen desde productos de higiene personal hasta los productos de belleza y de tratamiento estético más avanzados y sofisticados.

El desarrollo de líneas de productos específicos para hombres no responde exclusivamente a juicios de gustos o predilecciones más o menos personales, en cambio es el resultado del esfuerzo de los laboratorios por dar solución a las necesidades de una piel que no es igual a la acostumbrada dermis femenina ni responde a los mismos estímulos.

Tipos de piel

Piel normal:  Este tipo de piel es considerada perfecta, ya que no manifiesta imperfecciones ni rojeces, cuenta con un buen nivel de hidratación, tiene una buena circulación y los poros son poco visibles. Si te sientes identificado con estas características ¡Felicidades! tienes una piel con buen equilibrio. Para ella, puedes aplicar el gel de ducha y champú 2 en 1 de Ziaja.

Piel seca: Es una piel con poca elasticidad, de aspecto áspero y descamado debido a la ausencia de lípidos. Este tipo de dermis suele ser mucho más sensible a los cambios climáticos, con una enorme tendencia a las irritaciones. Si tu tipo de piel es seca, te recomendamos que comiences por los cuidados básicos como lo son una crema hidratante y nada de jabones, aséala con aceites o leches limpiadoras.

Piel grasa: comúnmente hereditaria, este tipo de piel se caracteriza por producir sebo en exceso. Es una dermis que tiende a sufrir de acné, poros notablemente visibles, brillo en exceso y otras imperfecciones. Si este es tu caso, los productos con ácido salicílico, jabones y los exfoliantes libres de aceite serán tus aliados. El gel 3 en 1 de Bielenda es perfecto para las pieles grasas.

Piel mixta: Es el tipo de piel que requiere la mayor atención. Como su nombre lo indica, contiene características tanto de la piel grasa como de la piel mixta, se identifica por el exceso de grasa y brillo en la zona T (barbilla, nariz y frente) y ausencia de lípidos en el resto de la cara. Para combatir este tipo de piel existe productos especializado. Si es tu caso, debes tener en cuenta que no puedes usar aceites, ya que potenciarías el aumento de la grasa y tampoco puedes usar jabón pues resecarías aún más la piel.

Forma de aplicar los cosméticos corporales

Los cosméticos destinados al mantenimiento de tu cuerpo deben ser afines con la fisiología de tu piel y las necesidades de tu cuerpo, pero antes de aplicarlos debemos contar con una higiene corporal adecuada.

Luego del agua, el jabón es sin duda el producto de limpieza más habitual. Pero si aún no tienes claro cual es tu tipo de piel, lo más recomendable es usar emulsiones para la higiene básica de tu rostro y cuerpo, ya que son toleradas por todos los tipos de piel.

Posterior al paso básico de higiene puedes empezar con la aplicación de los productos corporales de tu preferencia. Lo más recomendable para el segundo paso son los tónicos, ya que te ayudarán a estabilizar el pH de tu piel.

Si tienes preferencia por los exfoliantes este es el momento de aplicarlo. Una vez realizada la limpieza de tu cuerpo y con el pH de tu piel equilibrado, puedes proceder a eliminar las células muertas más superficiales y esto solo lo conseguirás con un exfoliante, además obtendrás una piel más lisa y brillante.

Luego de estos tres pasos básicos puedes optar por usar productos cosméticos adicionales como lo son las sales de baño, aceites corporales, cremas hidratantes o incluso productos más específicos como cremas tonificantes o antiarrugas.

Características básicas de los cosméticos corporales

La cosmética se divide en productos para el cuidado de la piel y, por otra parte, cosméticos para la imagen personal. Los cosméticos corporales están exclusivamente dedicados al cuidado de tu piel y generalmente están clasificados por tipos de piel.

Puedes conseguir desde cremas humectantes hasta productos más dedicados a necesidades específicas como lo son las emulsiones tonificantes, cremas aclarantes o gel anticelulitis, incluso los tónicos capilares para cabellera y barba, actualmente muy de moda, ya son considerados cosméticos corporales.

Marca la diferencia con tus cosméticos corporales

Si deseas obtener una piel de ensueño y marcar la diferencia gracias a tus cosméticos corporales debes tener en cuenta que tus productos deben convertirse en tus aliados y formar parte de tu rutina diaria. No bastará con aplicarlos de vez en cuando, es necesario que seas constante.

Una vez determines cuáles son tus necesidades y las de tu piel, ubicar una línea de productos para tu rutina diaria será pan comido.

Actualmente hay una cantidad enorme de cosméticos corporales para hombres en el mercado, incluso si eres ecologista o eres amante de los animales podrás encontrar productos 100% naturales libres de parabenos o de cualquier otro químico y, casas cosméticas que también te ofrecerán productos no testeados en animales.

Así que si decides marcar la diferencia con tus productos corporales ¡no lo pienses más! Ya no hay excusas para mostrar una piel descuidada.